Mi?rcoles, 08 de febrero de 2012
Publicado por jjfiesta @ 18:28
Comentarios (0)  | Enviar

COJERA DEL PERRO

Cuando era niño iba con mis padres al pinar de Antequera y sacábamos de paseo a un perro de raza cóquer que se llamaba Klaus. Era un perro blanco y negro pero con las orejas marrones, tenía tendencia a engordar y era muy obediente...Yo era el mayor de cuatro hermanos y nos llevábamos todos un año o poco más de diferencia, mis padres tenían un coche muy espacioso y los domingos íbamos todos de excursión y Klaus iba sentado encima de las rodillas de mi madre. Era gracioso todo aquello, yo tendría unos diez años por entonces. Digo que era gracioso porque nuestros padres nos llevaron a todos de excusión, sábados y domingos, hasta que yo tuve dieciséis años. Ya a esa edad, mi hermano quinceañero y yo, apremiábamos a mi padre por la tarde-noche para que condujera deprisa a la ciudad porque queríamos ir a la disco con nuestros amigos y amigas del instituto. Mi padre, el pobre hombre, se ofendía mucho de que mi hermano y yo prefiríeramos irnos a la disco a hacer el tonto con las chicas en vez de disfrutar sacando al perro por el campo o en vez de disfrutar con la visita a iglesias románicas de los pueblos de Castilla. Mi padre no podía aceptarlo, pero al final lo tuvo que aceptar. Es lo que pasa, los padres no aceptan que sus hijos se hagan mayores pero al final no tienen más remedio que aceptarlo. Los padres sufren mucho cuando imaginan, con sus mentes-miedo creadas por el franquismo, los innumerables peligros que acechan a sus hijos adolescentes en las discos: drogas, sexo, alcohol, tabaco, pastillitas y todo eso...pero al final lo tienen que aceptar, porque no van a tener a sus hijos viendo iglesias románicas hasta los cuarenta años o sacando a la mascota por el pinar de Antequera hasta los cuarenta años. De hecho sacábamos a Klaus por el pinar con una cuerda verde gigante para que no se fuera a la carretera, el perro en el fondo era el que tenía más libertad de todos los miembros de la familia a mi hermano y a mí nos tenían atados en corto y las niñas estaban sencillamente subyugadas. La cuerda de Klaus la llamábamos la cuerda verde, tendría unos cinco metros. El perro tenía derecho a cinco metros de libertad. Estábamos iniciando la transición, cuando CDS ganó las elecciones, lo recuerdo bien. No teníamos móviles ninguno y cuando íbamos al parque con la asistenta todos los hermanos, esas cuatro o cinco horas estábamos incomunicados. Si nos perdíamos teníamos que llamar a cabinas que no siempre funcionaban o hablar con un guardía, pero al final siempre volvíamos a casa si nos perdíamos. No es cómo ahora en nuestros días que tenemos móviles y de todo pero que si se pierde un niño por la calle hay que darlo por muerto. íbamos en el asiento de atrás todos los hijos sin cinturón de seguridad ni nada y el perro iba sobre las rodillas de mi madre y a la guardia civil le hacía mucha gracia, con unas copitas se podía conducir sin ningún problema y el ejército de Israel se quedó con los altos del Golán. Todos queríamos mucho a nuestro perro Klaus, una tarde se le metió una espiga entre la pezuña y se le subió a la pata, la pata se le hinchó pero Klaus no lloraba ni nada porque los perros son muy sufridos, la familia era los que peor lo pasábamos porque al final el perro no quería caminar ni nada porque cojeaba, así que le llevamos al veterinario a que le hiciera una radiografía...fuimos toda la familia, porque el perro era uno más de la familia y nos hacia sufrir con su cojera de perro...Las mascotas es lo que tienen, los hombres solos suelen vivir ahora con gatos, sus gatos son cómo sus hijos y les quieren incondicionalmente. Las mujeres solas también suelen vivir con gatos. Las mujeres solas con gatos se encuentran con hombres solos con gatos y nadie al final quiere dejar a sus gatos. Yo tuve una gata que era cómo una hija, se llamaba Nelka, nació con la Cruz Cósmica del 2010 y yo sabía que acabaría mal con esa aspectación del mes de agosto, y la verdad no sé qué habrá sido de ella...mi madre se la acabó imponiendo a la asistenta cuando yo tuve que dejar mi casa e irme a vivir a casa de mis padres, me había gastado más de 300 euros en vacunas para la gata y no le faltaba de nada...Mis padres vivían en un chalet con mil metros de parcela pero no había sitio para mi gata, mis padres decidieron el destino de un ser vivo por mí...cuando me decidí a cambiarme de casa le pregunté a la asistenta qué había pasado con mi gata y me dijo que estaba desaparecida por el pueblo, es lo que tienen los gatos, que van a su aire, que son libres y que son psíquicos...La gente corriente prefiere a los perros porque los perros te hacen la pelota, los gatos son independientes, no tienen apegos, no necesitan a nadie en el fondo pero también pueden llegar a pasar miedo, a pasar frío o a pasar hambre cómo cualquier ser vivo. Lo de Nelka es una historia muy triste pero lo de Klaus tuvo un final feliz, su cojera del perro remitió en cuanto el veterinario le sometió a una operación, toda la familia nos pusimos muy contentos porque Klaus era de nuestra familia. Lo mismo que yo me moría de pena cuando tuve que deshacerme de la gata porque también era mi familia, lo que pasa es que familia propia no biológica...que la gente sale del núcleo familiar inicial, forma su propia familia y los componentes del núcleo familiar inicial pasan a estar en un plano muy secundario. Si uno quiere que su familia sea una gata, una mujer de la que nadie sabe nada y un amigo con adiciones no reconocidas, la familia base lo tiene que aceptar...para hacer el mafioso es mejor irse a Sicilia o a Las Vegas. Pero Klaus tuvo un final feliz, mi madre decidió que todo fuera de esa manera, gracias a Dios.


Mi?rcoles, 01 de febrero de 2012
Publicado por jjfiesta @ 23:21  | Paginas Web
Comentarios (0)  | Enviar

Hemos estado revisando las Web y nos encontramos que tiene hay páginas que tratan sobre algunas enfermedades de los perros en este caso la artrosis canina. Esta artrosis canina puede probocar cojera de perro que es muy dolorosa en incomada para nuestro perro. Es una pena tener un perro que cojea ya que te da mucha lastima. Esperemos que os valga. Hay más información en la Web sobre la artrosis canina.